Sunday, September 6, 2009

¿Qué son los códigos de ensoñamiento?


Cuando comentaba el tema que quería trabajar para la presente memoria, varios me preguntaban ¿códigos de qué? y con una sonrisa respondía “¡de ensoñamiento!” pero bueno, es cierto que este concepto no existe en los diccionarios tradicionales y pocos entenderían rápidamente a lo que nos referimos, en una aproximación exploratoria podemos decir que este concepto apunta precisamente a personajes y elementos propios de una cultura, que evoquen el imaginario mítico y fantástico.

Debemos señalar que este concepto se relaciona directamente con la visión ya concebida por la Antropología, la cual reconocemos, enriquece constantemente nuestra disciplina. Dentro de este terreno Marc Augé[1] nos señala que: (… la Antropología social siempre tuvo por objeto, a través del estudio de diferentes instituciones o representaciones, la relación que hay entre dichos objetos, o más exactamente los diferentes tipos de relaciones que cada cultura autoriza o impone al hacerlos concebibles y viables, es decir, al simbolizarlos y al instituirlos.) (Augé, 1998).

Es importante señalar que la relación entre los seres humanos siempre ha sido el resultado de una historia, de luchas y vivencias entre nosotros y la naturaleza. En Chile, el desarrollo de las regiones está regida directamente por las circunstancias geográficas y naturales propias de cada pueblo o ciudad y son efectivamente estos planos los que maravillan el sur, el centro, el norte y cada rincón del país. Cada cultura a la vez, tiene un entorno que junto a su gente armoniza su significado simbólico, es decir, las imágenes cobran todo su sentido en el interior de este sistema. Entonces, podemos señalar que ante el rescate de los códigos de ensoñamiento debe existir un entorno específico, envuelto por características geográficas únicas, donde la riqueza está en el entorno y en lo imaginario al vivir ese entorno.

La vivencia experiencial es un punto clave dentro de este concepto, primero porque es un tema del cual no existe significado teórico, y segundo por que como diseñadores somos seres sensibles capaces de captar a través de nuestra percepción, observación, sensitividad; lo cual nos convierte en los principales actores para la interpretación de estos códigos de ensoñamiento, códigos formales (dentro del entorno) y códigos experienciales (al tener contacto vivencial con las personas que viven dentro de ese entorno).

En resumen, los diseñadores tenemos las herramientas necesarias, por nuestra formación, somos capaces y estamos alertas, orientados a poder captar necesidades y oportunidades emotivas, sensibles y tangibles dentro de una sociedad y depende de nosotros la capacidad de convertir esto en un estudio y posterior resultado, en pro de un fortalecimiento de estos códigos y en un traspaso disciplinario.

Finalmente podemos decir que al referirnos a códigos de ensoñamiento nos referimos a personajes y elementos propios de una cultura[2] donde éstas unidades evoquen el imaginario mítico y fantástico, que apuntan a historias criollas que viven entre la gente de determinado círculo cultural.

Al entender esto estamos validando dos posibilidades y caminos de búsqueda de éstos códigos, siendo por un lado las historias de personajes que se han convertido en leyenda, y por otro lado objetos que existen y han fortalecido el imaginario colectivo de las personas que viven en su entorno.

[1] Augé Marc, “La guerra de los sueños”, año de edición 1998

[2] Cultura: Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo. FUENTE: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=CULTURA